• Quiero
  • Un(a)
  • De

Planta de Pinturas Acuosas

La Planta de Pinturas Acuosas, cuenta con una superficie de 2600 m² y 500 m² destinados a los laboratorios de control de calidad, y su capacidad instalada alcanza los 36.000.000 de litros anuales.

Destinada a la fabricación de las líneas base acuosa de la División Arquitectónica, esta planta ha sido la última en construirse en el Centro de Operaciones y se destaca por su alto nivel de automatización, que alcanza 90%.

Desde las oficinas en el 1er piso se manejan y verifican todos los procesos a través de un panel de control centralizado, que permite seguir en su monitor cada una de las operaciones que en forma automática se realizan en la planta.

El circuito productivo comienza con el abastecimiento de las materias primas en polvo, que ingresan directamente desde los camiones y circulan gracias a un sistema de transporte neumático hacia los tanques de dispersión.

Los 5 silos dónde se descargan y almacenan cuya capacidad es de 60 a 100 m3, cuentan además con filtros que impiden que el polvo en suspensión pueda flotar hacia el medio ambiente.

También se reciben materias primas en big bags que son transportadas y descargadas en forma mecánica en los 10 mini silos.

Por otro circuito de cañerías, las emulsiones fluyen en forma automática desde los 9 tanques de almacenamiento y los aditivos desde los 118 contenedores que dosifican en el sistema de fabricación.

De esta forma las materias primas ingresan en los dispersores con capacidad de hasta 14.000 litros, para luego pasar a los tanques de completado y finalizar en las líneas de envasado.

La fabricación de enduídos se realiza con un moderno equipamiento que permite acelerar y mejorar los procesos gracias al sistema de amasado con tres ejes y potencia de 140 HP, cuya capacidad es de 500 kilos por batch con envasado automático a través del tanque pulmón y bomba.

Otro de los aspectos destacables de esta nueva planta es el sistema robotizado para el paletizado automático de producto terminado.

Este equipo de última generación, importado de Dinamarca, cuenta con un brazo robótico con cabezales que se intercambian para levantar envases de 10, 20, 24 litros y pack de armados de 1 y 4 litros. Alimentado en forma simultánea por 3 líneas de envasado, el robot toma de forma intercalada los envases de las líneas según la prioridad y los deposita en su correspondiente pallet, manteniendo el control de las ubicaciones y cantidades utilizadas. Una vez que completa la cantidad requerida por cada pallet, el proceso continúa en la máquina que aplica el streech, también en forma automática.